La privacidad no es una opción

Cada vez más, el precio que debemos pagar por el hecho de estar conectados es nuestra privacidad. Hay una industria que tiene como objetivo seguirnos a través de los bosques digitales y compilar un perfil de cada uno de nosotros. Es un gran negocio que en la actualidad (2012) genera más de 39.000 millones de dólares.

La privacidad no es una opción y no debería ser el precio que hay que pagar simplemente por usar internet. Nuestras voces son importantes y nuestras acciones lo son aún más.

La memoria de internet es para siempre. Nos están vigilando. Ahora es el momento de vigilar a los que nos acechan.

Gary Kovacs

Lightbeam es un complemento que se puede descargar e instalar en Firefox, para ver quién nos rastrea a través de la red y nos sigue en los bosques digitales.

Anuncios