El camino largo y el corto: SEO y PPC

Para cada búsqueda los buscadores ofrecen millones de resultados ordenados por relevancia. Tu negocio es completamente invisible si para una búsqueda concreta no figura entre los 10 primeros resultados, es decir, si no está en la primera página de resultados ofrecida por el buscador. Tu página es una gota diluida en una de millones de resultados. Completamente invisible.

Pero que te encuentren en Internet por tu nombre no es relevante porque es relativamente fácil. Lo verdaderamente relevante es que los usuarios te encuentren cuando buscan por los términos a los que quieres estar vinculado.

Hay dos caminos para conseguirlo uno largo y otro corto.

SEO es el camino largo. El de la optimización del webiste. Son un conjunto de estrategias que proporcionan relevancia natural en los términos de búsqueda deseados.

PPC es el camino corto. Son las estrategias para asociarse a determinados términos de búsqueda.

Ambos caminos pueden recorrerse en paralelo. Donde acaba la optimización (website entero) empieza el posicionamiento (páginas específicas, términos de búsqueda).

El camino más rápido es una autopista de peaje. Consiste en asociar anuncios (por palabras, gráficos o imágenes) a las palabras que utiliza la gente para buscar. Se llama Pay Per Clic (PPC) o Cost Per Clic (CPC). Con este sistema de pago y en tan sólo un par de horas podemos hacer que nuestros anuncios aparezcan asociados a esas búsquedas. El número de veces que la gente haga clic en él para desembocar en nuestra propia página dependerá de la calidad de nuestra anuncio y de la posición que ocupe dentro de la página de resultados. El buscador se aprovecha de la competencia natural entre empresas para subastar al mejor postor las palabras claves que identifican determinada categoría. Pero también este sistema tiene la ventaja de que podemos segmentar por país, localidad, idioma y temática las páginas en las que queremos que aparezcan nuestros anuncios. También nos permite asignar un presupuesto máximo diario para todos los anuncios e incrementar la inversión sólo en aquellos que obtienen un resultado más favorable.

El segundo camino es gratuito, pero también mucho más largo y lleva meses recorrerlo. Consiste en conseguir que nuestra web sea perfectamente indexada por el robot del buscador y que todas las páginas sean identificadas dentro de la categoría en la que queremos estar. Este camino se llama Search Engine Optimization, SEO. Para conseguir este objetivo está básico conocer la lógica con la que operan los programas de software que llamamos robots buscadores. Esta lógica es una fórmula matemática muy compleja que está compuesta a su vez por más de 500 pequeñas fórmulas que tratan de categorizar las webs que visitan. La fórmula se llama algoritmo de indexación y es más secreta que la fórmula de la Coca-Cola pues tiene incluso mucho más valor que la propia Compañía Coca-Cola.

Sólo se pueden inducir determinadas variables de este algoritmo de indexación recurriendo a la ingeniería inversa, que no es otra cosa que un sistema de prueba-error realizado por expertos sobre una misma web para ver el posicionamiento que logra alcanzar para determinado buscador y para determinadas palabras clave.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s